Eyaculación femenina: todo lo que necesitas saber

eyaculación femenina

Eyaculación femenina, Punto G, mujeres que lloran después de un orgasmo… ¡Cuánto misterio alrededor de la sexualidad de la mujer! Cuando se trata de la eyaculación femenina, las preguntas alrededor del tema son muchas, como, por ejemplo:

  • ¿Qué es la eyaculación femenina?
  • ¿Cómo es?
  • ¿Todas las mujeres pueden tenerla?
  • ¿Cuándo ocurre?
  • ¿Por qué ocurre?

Vamos por partes. Para empezar, cuando hablamos de eyaculación femenina nos referimos a la liberación de un liquido fluido, en algunos casos un poco espeso, inodoro y sin color. Este líquido es producido por las glándulas de Skene, que se localizan cerca del clítoris y de la apertura de la uretra, cuando la mujer está muy excitada.

¿Todas las mujeres eyaculan?

No, no todas, pero todas pueden eyacular. La verdad es que algunas producen una cantidad menor del líquido, mientras otras llegan a expulsar una cantidad muchísimo mayor que llenaría un vaso americano.

¿Y cómo ocurre la eyaculación femenina?

Puede ocurrir cuando una mujer tiene un orgasmo clitoriano, por ejemplo, a través del  sexo oral suave dibujando un 8 con la lengua sobre el clítoris – un movimiento que hace con que muchas mujeres alcancen el orgasmo rápidamente. La eyaculación femenina también puede ocurrir cuando el Punto G está siendo debidamente estimulado. En este caso el amante puede utilizar una crema para el Punto G, tal como Shunga Rain of Love, un producto especialmente pensado para masajes en esta parte del cuerpo, y que produce un fuerte orgasmo teniendo, como consecuencia, una eyaculación femenina.

¿Solo hay un tipo de eyaculación femenina?

No, datos científicos afirman que hay por lo menos dos tipos de eyaculación femenina. Un estudio llevado a cabo en el hospital Parly II en Le Chesnay, França, apunta que en determinadas mujeres, el líquido expulsado durante el orgasmo contiene pequeñas cantidades de PSA (antígeno producido por la próstata de los hombres y presente en el esperma). Por otro lado, algunas mujeres que participaron del estudio liberaron un líquido muy parecido, químicamente, a la orina. O sea, según los estudiosos, la eyaculación femenina puede liberar dos tipos de fluidos: la orina pura y la orina diluida en substancias provenientes de la próstata femenina.

¿Cómo hago para tener una eyaculación?

Para la eyaculación, las normas son las mismas que para el orgasmo: jamás la busques. Tiene que ser una consecuencia de la entrega sexual, de la liberación durante el orgasmo. Hacer ejercicios para el suelo pélvico también puede funcionar, ya que fortifican los músculos de la vagina, lo que produce orgasmos más intensos. Experimente hacer ejercicios para la zona con las fantásticas bolas chinas de metal que facilitan un intenso masaje del suelo pélvico.

Entonces, ¿sólo eyacularé en relaciones sexuales espectaculares y llena de posturas del Kama Sutra?

No, la eyaculación femenina, así como los orgasmos en general, no están directamente relacionadas al tipo de actividad sexual realizada. Tanto la masturbación, como el sexo vaginal o la estimulación del clítoris pueden desencadenar una eyaculación. Podrás tener una relación sexual convencional, sin posturas imposibles y terminar con una eyaculación inolvidable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *