Bolas chinas: todo lo que necesitas saber

Las bolas chinas, o Ben Wa, como también son conocidas, son relativamente nuevas en la cultura del Occidente, pero cuenta la leyenda que fueron inventadas alrededor del año 1600, por un monje budista para complacer el emperador, al que le gustaba tener siempre una concubina dispuesta y disponible – sin necesitar preliminares.

Las primeras eran de madera y servían básicamente para mantener la vagina lubricada, todavía no se sabía nada sobre sus efectos terapéuticos en los músculos vaginales. También se atribuye el uso a las Geishas japonesas, de ahí que también se llamen bolas de Geisha.

En occidente, se popularizaron en los años 40, después que el Dr. Arnold Kegel inventó ejercicios específicos para fortalecer el suelo pélvico y evitar incontinencias urinarias en las mujeres. Y claro, la musculatura firme de la vagina no apenas evita problemas de incontinencia, como mejora significativamente la vida sexual femenina, pero ¿como utilizarlas? Te traemos una guía básica para conocer las bolas chinas y utilizarlas como una experta.

 

Cómo son

Son dos bolitas – o apenas una, con otras dos bolitas dentro, unidas por un cordel. Pueden ser de diferentes materiales como silicona, cristal o metal. Recomendamos empezar con las de silicona que son más blanditas y perfectas para principiantes. Las bolas Ben Wa son un poco diferentes, no llevan cordel y son recomendadas para el nivel experto.

Para qué sirven

Sirven para fortalecer el suelo pélvico estimulando las paredes de la vagina, lo que también aumenta la lubricación. Cuando utilizadas diariamente, los músculos de la vagina se contraen naturalmente para mantener las bolas chinas en su sitio. Son fantásticas para prevenir la incontinencia y para que domines totalmente tu vagina y aprendas a contraer y soltar la musculatura. En el sexo notarás que el placer aumenta mucho, tanto el tuyo como el de tu pareja. Pueden ser utilizadas en la vagina o en el ano, tanto por mujeres, como por hombres.

 

Cómo empezar a utilizar

Utiliza un lubricante a base de agua e introduce las bolas como si fuese un tapón. Es importante que no sean muy pesadas para que consigas retenerlas. Notarás en los primeros días que es difícil mantenerlas en su sitio, tienes que hacer un esfuerzo, pero con el tiempo se sujetarán perfectamente. Empieza utilizándolas durante 10 o 15 minutos diarios en tu casa y, poco a poco, ve aumentando el tiempo, hasta que llegará el momento en que puedas salir a la compra o de paseo con las bolas puestas.

Cuando ya eres una experta

 

Puedes adquirir una bola Ben Wa o unas de metal más pesado y animarte a hacer ejercicios de Kegel con ellas puestas. El ejercicio consiste en forzar la musculatura hasta elevar las bolas el máximo posible en la vagina. Cuando notes que están arriba del todo, mantén la contracción y haz ejercicios de inspiración y expiración despacito durante unos 5 o 6 segundos. Vuelve a empezar. Puedes hacer unas 5 repeticiones al día y tendrás una vagina fuerte, tonificada que te dará en doble de placer.

 

¡Ojo! Las bolas chinas también pueden ser utilizadas en el ano para fortalecer la musculatura y darte placer a la vez. Son buenas para mujeres y hombres y deberíamos utilizarlas todas las personas por nuestra salud y nuestro bienestar. ¿Te animas a empezar? Entra en la tienda on line de Erotixa y elige tuas bolas chinas para empezar a practicar hoy mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *