Mini guía del Bondage: del principiante al experto

Empecemos esta mini guía explicando qué es el bondage y un poco de su historia. Su origen en el occidente, nos remete directamente a la revista Bizarre, una publicación de finales de los años 50 editada por un practicante del bondage y que tenía como musa inspiradora Betty Page, la pin-up más famosa de la historia.

Betty Page

 

Bondage significa, básicamente, el acto de atar con objetivos eróticos, es una de las parafilias excitantes y sanas. Es frecuentemente asociado al sadomasoquismo – de ahí el término BDSM – pero no tiene por que serlo. El simple acto de verse con los movimientos restringidos puede ser lo más excitante para los adeptos del bondage, que pueden terminar la sesión con penetración, o no.

El Bondage, al contrario de lo que muchos piensan, no es una práctica sexual exclusiva de un determinando grupo de personas, sino una forma más de placer sexual. De hecho, muchísimas parejas después de años (o no) de relación, lo practican, a no ser que tengan necesidades diferentes en lo que se refiere a sexo . Es cierto que hay diferentes, digamos, “intensidades” y, para empezar, habitualmente se utilizan objetos sencillos que restringen mínimamente la movilidad del otro.

Bondage para principiantes

Para empezar en el arte del bondage, lo mejor es invertir en juguetes sexuales sencillos que inmovilicen sin “agobiar”. La persona atada debe sentirse cómoda, ya que el proceso del bondage debe ser paulatino, poco a poco los practicantes van necesitando inmovilizaciones más enérgicas, pero hay que ir despacito para apreciar cada fase (a pesar de que os podéis quedar siempre en la primera etapa).

Para adentrar en el mundo del bondage, vais a necesitar algunos objetos, como esposas con cierre solo para muñecas, o unas esposas corbata, un accesorio sencillo y excitante que ata muy suavemente. Lenceria especial – un catsuit, ligueros o un corset, antifaz y una pluma suave. Para estimular el olfato, podréis invertir con todo en inciensos, velas y masaje con aceites esenciales.

Con este kit vais a poder jugar de una forma “light”, pero aun así siendo sexo picante, para descubrir los secretos del bondage. Poco a poco, podéis pasar a juegos más complejos, con inmovilizaciones enérgicas y, quizás, algo de sadomasoquismo porque, ya sabéis, el placer es adictivo y no hay límites para vivirlo.

 

 

Bondage Intermediario

Empiezan los juegos más complejos. La privación de movimientos pasa de, solamente manos, a los pies, con esposas de tobillos y manos. La pluma y sus suaves y placenteras cosquillas pasa a ser un plumero + látigo, para un placer más intenso.

 

Además del antifaz, entra en juego una mordaza transpirable y muchos juguetes sexuales de todos los estilos para que la persona atada llegue, literalmente, al mejor orgasmo de su vida. Si es una mujer, no pienses dos veces y utiliza un conejito rampante doble o triple, el vibrador preferido de las mujeres de todo el mundo.

Un columpio especial para bondage con cinturones, ataduras y correas puede ser el lugar perfecto para estimular a tu pareja, así como un sillón hinchable con sujeciones en velcro, especiales para la inmovilización.

Columpio bondage

Bondage para expertos

En este punto llegamos al clímax del bondage y podemos aventurarnos en practicar el Shibari, la técnica de amarre japonesa que es considerada una forma de arte. Con cuerdas de pies y manos el experto inmoviliza totalmente a su pareja, de forma que las cuerdas acompañen las curvas naturales del cuerpo.

Shibari, la técnica de amarre japonesa

Con un juego de cinturones para atar estilo bondage, una mordaza sólida y un gancho anal (este juguete es para MUY expertos en bondage) y vuestros juguetes sexuales preferidos, el placer está asegurado.

 

Claro que son solamente ideas, en Erotixa encontrarás una línea completa de juguetes y accesorios de BDSM para todos los niveles, desde principiantes hasta súper experimentados. Recuerda que el bondage es una práctica excitante e ideal para todo tipo de parejas. ¿Qué tal empezar hoy mismo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *